domingo, noviembre 09, 2014

Claves para aprobar unas oposiciones


Antes de empezar a estudiar…

Antes de sentarse delante de los libros es aconsejable seguir una serie de indicaciones previas.
Empezar con ganas. Antes de empezar con el estudio hay que ser consciente de lo que se va a hacer. Hay que empezar con ganas, estar motivados para que el trabajo no sea tan duro. Para ello podéis pensar en los resultados que obtendréis si el examen os sale bien.
Organizar y planificar el trabajo. La cantidad de temario a estudiar es muy grande, por lo que una buena organización es imprescindible para no quedarse corto de tiempo o ir demasiado agobiado. Para ello hay que ser realista, tener en cuenta los horarios que uno tiene, su día a día, y gestionar el tiempo con un planning adaptable y con opción a rehacerlo siempre que sea necesario, ya que siempre pueden surgir situaciones y actividades imprevistas que nos deshagan nuestros planes. Una buena idea para organizarse es crear un cuadro en el que se sinteticen las tareas a hacer cada día, los temarios a estudiar, las horas que se dedicaran al estudio…
- ¿Cuándo y cuánto estudiar? Es aconsejable estudiar siempre a la misma hora y dedicando el mismo tiempo cada día. Dependiendo del tipo de oposición y los conocimientos previos, se dedicaran más o menos horas, aunque lo aconsejable son unas ocho horas.

¿Cómo estudiar unas oposiciones?

Ha llegado el momento de empezar a estudiar, así que con constancia, paciencia y algunos consejos más tendremos que preparar todo el temario.
Dosificarse. A pesar de necesitar de bastantes horas diarias para estudiar, también hay que dosificarse para no saturarse ni agobiarse más de lo necesario. Insistimos que lo mejor es ser constante.
Marcarse objetivos diarios, semanales y mensuales. Éstos servirán para estimular el estudio y llevar un control periódico de las tareas a realizar.
Apuntarse a academias para preparar las oposiciones. Además, es importante ir concorde con los preparadores a la hora de estudiar uno por su cuenta propia. En las academias se realizarán pruebas y hay que tenerlas preparadas.
Ir repasando lo que se estudia. La preparación de unas oposiciones es larga y puede durar incluso años. Por eso es imprescindible repasar el temario estudiando para mantenerlo fresco.
No dejar las cosas para el último momento. En el caso de los opositores es más que válido el dicho “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. No sirven excusas. Hacer grandes maratones de estudio sólo servirá para perder el tiempo.
Hacer simulacros de exámenes, controles periódicos mínimo una vez al mes. Éstos ayudan no sólo a repasar, también a familiarizarse con el temario de las oposiciones, el modelo de examen, la extensión, el tiempo de realización… Además también ayuda a darse cuenta de las cosas que se llevan más flojas, ya que en el momento de enfrentarnos a un examen preparatorio suelen surgir dudas que no nos habíamos planteado.
Utilizar elementos gráficos que nos ayuden con el estudio y a memorizar el temario. Los resúmenes, las tarjetas índices y los mapas mentales son muy útiles para sintetizar y retener información.

Consejos para el día antes del examen

- Unos días antes es recomendable desplazarse al lugar en el que se realizará el examen, para ver el tiempo que tardamos en llegar, si suele haber tráfico… Así evitamos imprevistos en la medida de lo posible. Aún así deberemos ir con tiempo el día del examen.
Estar tranquilo y evitar todo aquello que nos ponga nerviosos y altere.
Prepararse el material que se necesita para el examen: dni, bolígrafo, lápiz, calculadora, diccionario…
Descansar y dormir bien para estar lo más fresco posible durante el examen. No es una buena idea estudiar la noche antes ya que lo que haremos será ponernos más nerviosos y no descansar

No hay comentarios: