domingo, junio 22, 2014

oposiciones policía local

Las oposiciones para cubrir diez plazas de libre concurso para la Policía Local en San Fernando, más otras dos de movilidad, se encuentran inmersas en una odisea administrativa que ha derivado en que el proceso haya llegado de nuevo a su punto de partida. Tras casi un año, el Ayuntamiento recuperará las bases que redactó en octubre de 2013 y por tanto volverá a eliminar las restricciones por edad.
El portavoz municipal del Ayuntamiento, Daniel Nieto, y la responsable de Recursos Humanos, Úrsula Ruiz, cargaron la responsabilidad de todo este lío a la Junta de Andalucía, «al realizar un requerimiento y avisar de que si no se tenía en cuenta podría ser causa de impugnación», tal y como expuso Nieto. Ruiz por su parte recordó los pasos que se han dado en estas oposiciones y apuntó que desde la Junta se le remarcó al Consistorio la necesidad de que las bases recogieran un límite de años.
De esta manera, se optó por acotar la edad hasta los 35 años. Durante la tramitación se produjo un fallo del Tribunal Supremo (tras las resoluciones que se habían tomado por diferentes audiencias provinciales), exponiendo que el tope de edad que se pretende establecer en Andalucía carece de fundamento al no acogerse a un rango de Ley.
Llegaron al Ayuntamiento avisos de diferentes sindicatos, asociaciones de opositores y de propios interesados de posibles denuncias y por tanto de la anulación de las bases. Fue por ello que se le pidió a la Junta una consideración sobre este asunto «respondiendo de forma escueta y sin aclarar más allá de que este hecho se sabía y que se debería de haber actuado en consecuencia y que solo exponían lo que se establecía en un decreto que no recoge ese rango de Ley necesario», afirmó Úrsula Ruiz.
Ante todo ello, desde el Consistorio se ha pensado en la fórmula más sencilla para poder iniciar una nueva tramitación para el cambio de unas bases que ya se han publicado en los boletines pertinentes. Por ello se pidió a la Justicia una sentencia de allanamiento, que se acoge a lo expuesto por el Tribunal Supremo, y que al ser aceptada por el Consistorio será firme en los próximos días, lo que permite que se comience la modificación de las bases.
Es decir, que el proceso vuelve prácticamente al inicio y que tiene que pasar de nuevo por la tramitación vigente. Eso sí, los que ya se han presentado con el límite de edad establecido, unas 1.000 personas, no tendrán que volver a presentarse, pero habrá que ver cuántos aspirante se suman ahora.