miércoles, junio 26, 2013

Pucherazo en unas oposiciones

Medio centenar de aspirantes a bomberos del Ayuntamiento de Madrid que no han pasado la oposición se han reunido en una plataforma para denunciar con imágenes y vídeos el pucherazo que se llevó a cabo en la última fase del proceso. Su primer recurso, por vía administrativa, fue rechazado por el Consistorio. Presentarán otro recurso de alzada para agotar la vía administrativa y, de ser rechazado, acudirán a los tribunales.
Los hechos se remontan a diciembre de 2010, cuando el Consistorioconvocó 220 plazas para sus parques de bomberos. Tras las tres primeras pruebas (psicotécnico, teoría y pruebas físicas), se pasó de 4.700 aspirantes a 539, que debían afrontar el último examen: multioficio. Éste consistía en realizar 10 pruebas sobre estos oficios: fontanería, albañilería, cerrajería, electricidad y carpintería. Las pruebas se seleccionaban aleatoriamente de los 105 ejercicios señalados –sin especificar– en las bases de la oposición.
El ejerció comenzó el 29 de enero de este año y acabó el 12 de marzo. En total, casi mes y medio de pruebas que se desarrollaron en la Academia de Bomberos, al lado del parque ocho, en el distrito de Vallecas.
Curiosamente, muchos de los ejercicios se desarrollaban al aire libre, muy cerca del vallado, lo que posibilitó que decenas de aspirantes pudieran observar de cerca la prueba de sus rivales desde el exterior y obtener información sobre qué se pedía concretamente en las pruebas y qué trampas ponían los examinadores.

Diferencia de oportunidades

Así, según denuncia este colectivo, los que debían pasar las pruebas en días posteriores podían practicar los ejercicios en sus academias y alcanzar "una pericia y habilidad que nunca puso ser alcanzada por los aspirantes que acudieron los primeros días, no por falta de capacidad, sino por falta de información y diferencia de oportunidades y trato".
Muchos de los asistentes sacaron fotografías y vídeos que luego pudieron ser usados por otros opositores para su propio beneficio. Hubo muchos otros, sin embargo, algunos de fuera de Madrid que acudían solo al examen, que no tuvieron acceso a ese material.
Ahora los afectados han reunido todo ese material y han certificado la fecha en que fue tomado ante notario, gracias al formato de información de imágenes Exif, que detalla la hora y día a la que se tomaron las instantáneas.
Pero las irregularidades no se limitan a este aspecto. Este grupo incluso fotografió a un opositor junto a un bombero profesional entrando al recinto de pruebas el 26 de enero, tres días antes del comienzo del cuarto ejercicio, cuando las instalaciones estaban teóricamente clausuradas para evitar las ventajas.
También hay otras fotografías tomadas semanas antes de las pruebas en la que se observa la zona del examen de albañilería, dentro del aula. En el reflejo del cristal se puede apreciar la silueta de un bombero mientras se hace la fotografía, lo que demuestra, según este colectivo, "que han existido filtraciones interesadas" desde un sector de los bomberos –a las pruebas se presentaban familiares y amigos de bomberos–.
Poseer toda esta información y poder estudiarla antes determina el éxito o el fracaso en exámenes como éste, que duran muy pocos minutos. Por todo ello, estos opositores consideran que se podría haber incumplido el artículo 19.1 de la Ley 30/1984, que establece "los principios de Igualdad, Mérito y Capacidad como garantía del participante en pruebas selectivas".
Desde el Ayuntamiento de la capital han defendido la validez de la última prueba realizada durante el proceso de oposición a bombero. "El tribunal estaba formado por personal del cuerpo de bomberos, de sindicatos y personal jurídico del Consistorio que han acreditado la validez y garantía de todas las pruebas", señala una portavoz de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, que añade que si los afectados creen que se ha vulnerado sus derechos tienen "todos los cauces para poder reclamar".
Fuente: El Mundo