miércoles, junio 19, 2013

Cambios en el sistema de oposiciones


Comunidad Valenciana. Las oposiciones docentes que ha convocado la Conselleria de Educación, tras dos años de "congelación", arrancan en una semana cargadas de novedades no sólo para los 7.915 candidatos aobtener una de las ansiadas 266 plazas del turno libre -385 opositores del turno restringido optan a otros 34 puestos- sino también para los miembros de los 117 tribunales examinadores.
La primera de las dos pruebas de la fase de oposición, el examen del tema escrito, comenzará el próximo martes 25 a las 10 de la mañana en 23 sedes ubicadas en e Institutos de Educación Secundaria (IES) públicos con aulas suficientes para acoger las pruebas. En el caso de las oposiciones a maestro de Infantil y Primaria se han habilitado siete sedes en Castelló, mientras que en Alicante y Valencia habrá cinco en cada provincia. Los tribunales de profesores de Secundaria y docentes técnicos de FP se distribuirán por cinco institutos de Valencia y uno de Alicante.
La Conselleria de Educación designa directamente a los presidentes de los tribunales de oposición, pero por primera vez ha elegido por sorteo a los cuatro vocales (con sus correspondientes suplentes) que les acompañan. Hasta ahora se permitía que dos de los examinadores fueran voluntarios. Además, otra novedad es que los presidentes serán distribuidos por orden alfabético por tribunal. El subdirector de Personal de Educación, Jesús Carbonell, explica que todas estas modificaciones van encaminadas "a conseguir un proceso de selección lo más neutro posible".
Carbonell destaca que otro cambio introducido es que las plazas no se repartirán por tribunal como antaño, sino que las calificaciones se elevarán a una comisión de selección que será la que adjudique los puestos en función de la nota global, con lo cual se garantiza un proceso más igualitario.
Un millón de euros en tribunales
Cada uno de los 585 miembros de los tribunales, según Carbonell, "cobrará dietas y asistencia" durante un proceso de evaluación que, en el caso de Secundaria se puede prolongar durante 20 días. Educación estima que de media cada evaluador viene a cobrar entre 1.500 y 1.800 euros brutos durante una oposición, por lo que se calcula que este proceso de selección costará a la conselleria cerca de un millón de euros.
Adjudicación antes del fin de julio
El objetivo, añade Carbonell, "es que antes de que acabe julio estén adjudicadas todas las plazas así como también las que van a ocupar los interinos, para que todos puedan ocupar sus puestos en septiembre".
Respecto a los cambios en la oposición, donde la nota ahora supondrá dos tercios del total y en los méritos valdrá más la suma del expediente académico y la titulación en idiomas que los años de servicio en la Administración como docente, Carbonell sostiene que la conselleria "no quiere echar a ningún interino de las bolsas, sino que los que estén en ellas u obtengan una plaza de funcionario sean los mejores".
El portavoz de Educación asegura que con la rebaremación de las bolsas pactada en el acuerdo de interinos firmado con la mayoría sindical "el opositor que apruebe con una buena nota pero no obtenga plaza entrará en bolsa con posibilidad segura de trabajar, algo que no ocurre ahora".