jueves, marzo 29, 2012

El peor año para el empleo público


Unos lo llaman congelación, y otros, recorte drástico. Cuestiones semánticas aparte, la realidad del empleo público en 2012 será igual de dura para los miles de opositores que en toda España esperan conseguir una plaza de funcionario en la Administración.


A la espera de cerrarse los datos definitivos, la Administración central convocará menos de 3.200 plazas este año, ninguna nueva. Todas corresponderán a procesos de contratación aprobados en 2011 o años anteriores y a la tasa de reposición del 10% en cuerpos muy concretos (fuerzas de la Seguridad del Estado, policía autonómica, lucha contra el fraude fiscal y laboral, y funcionarios docentes y del Sistema Nacional de Salud). Es decir, de cada 100 funcionarios que causen baja en estas áreas, solo se podrá reemplazar a 10.

La convocatoria de la Administración general podría situarse en torno a las 3.000 plazas, lo que supondría un recorte del 7% respecto al año pasado y un 42% sobre 2010, cifras que, según el secretario de Estado de Administración Pública, Antonio Beteta, responden al “incremento insoportable en términos financieros” del número de funcionarios. “Desde 2004, el conjunto de empleados públicos creció un 12,3%. Solo en 2005, su masa salarial fue de casi 125.000 millones de euros. La senda de crecimiento ha sido tremenda; ahora toca revertir esa política”, explica.


Las comunidades autónomas son precisamente las que dan trabajo al mayor número de empleados públicos. Del total de casi 2,7 millones de funcionarios en nómina el año pasado, el 50% se encontraba en la Administración autonómica; el 22%, en la estatal, y el resto, en la local (24%) y en Universidades (4%).
País Vasco, Cantabria, Andalucía y Madrid serán, de momento, las únicas comunidades que convocarán oposiciones en 2012, en concreto en educación. Andalucía y País Vasco adelantaron al pasado diciembre la aprobación de las plazas de 2011 para esquivar el Real Decreto 20/2011, que reduce la posibilidad de nuevas convocatorias. Ambas comunidades afirman que seguirán adelante con sus planes de ofertar un total de 2.920 plazas docentes. El Ministerio de Hacienda revisará esta decisión para asegurarse que cumple con las restricciones presupuestarias.
Vía: Diario El País