martes, noviembre 30, 2010

Oposiciones fraudulentas

LA Audiencia de Granada considera que en las oposiciones a subinspector de la Policía Local celebradas un mes antes del fin del primer mandato de Torres Hurtado, en marzo de 2007, cinco personas (citadas con nombres y apellidos) aprobaron gracias a una filtración del temario. El miembro (o los miembros) del tribunal que revelaron las preguntas no han podido ser identificados por lo que no es posible concluir con condena el proceso penal por revelación de secretos. Sin embargo, el tribunal invoca tres argumentos diferentes para sostener que hay indicios suficientes para mantener que hubo fraude. La situación de la Policía Local en aquel momento, dividida por una disparatada gestión del concejal del ramo, José Antonio Balderas, que se entregó a un sindicato y menospreció al resto por razones políticas, impide tratar el fraude como una simple irregularidad administrativa. La concurso amañado fue la culminación del periodo más negro de la historia de la Policía Local y la guinda de una gestión lamentable. (via: granadahoy.com)