sábado, septiembre 18, 2010

Probar fortuna en la administración pública

Del mismo modo que hay opositores que deciden continuar su trayectoria profesional en el ámbito privado, hay autónomos y empleados de empresa que apuestan por probar fortuna en la Administración Pública.


Esto es lo que hizo Ana Isabel Rodríguez que, después de trabajar como traductora autónoma durante diez años, emprendió un reto doble: compaginar su actividad con la preparación de oposiciones de nivel auxiliar en el Ayuntamiento de Madrid. "De repente fui consciente de que el éxito personal no tenía por qué estar relacionado con el éxito profesional y que las ventajas de trabajar como funcionaria eran muchas. Por ejemplo, una jornada laboral de mañana o de tarde, tener tiempo de ocio, saber que tienes hora de salida y cierta estabilidad económica y laboral, entre otras", recuerda Rodríguez.


La convocatoria que preparaba tardó un tiempo en salir, así que decidió presentarse a otra plaza similar en el Ayuntamiento de Guadarrama donde, sin la presión de tener que aprobar el examen definitivo, consiguió un puesto vacante.
El centro de estudios Adams, donde Rodríguez preparó su oposición, confirma que esto suele ser algo habitual. "En ocasiones, estudiando una oposición se pueden aprobar varias de contenidos similares. Lo fundamental es aprender a rentabilizar el tiempo de estudio". La clave del éxito, recuerdan, está en la constancia y en tener la certeza de que se puede conseguir el objetivo.

Vía: expansionyempleo.com