lunes, enero 25, 2010

No dejes que preparar oposiciones se convierta en un suplicio


Preparar oposiciones no significa dejar de hacer todo lo que hacíamos antes. Es cierto que algunos aspectos de tu vida cambian pero lo importante es saber organizarse.
Debemos tomarnos la oposición como un trabajo más. Es bueno fijarnos un horario de lunes a sábado e intentar descansar un día a la semana. Lo recomendable es invertir ocho horas de nuestro tiempo a preparar las oposiciones y conforme se acerquen los días previos al examen, incrementar esas horas de estudio. Con esfuerzo y tesón es más sencillo llegar nuestra meta.
El día festivo debe servirnos para renovar mente y cuerpo. Tenemos que intentar despejar nuestra mente por un día, de manera que, volvamos con las pilas cargadas para estudiar al día siguiente. Podemos aprovechar para hacer algo diferente, una excursión al aire libre o un deporte de aventura, son dos posibles opciones.
Opositar no implica que dejemos de cuidarnos. Los nervios pueden provocar que nuestro apetito aumente o disminuya y eso puede afectar a nuestra figura. No debemos descuidarnos y nada mejor que hacer algo de ejercicio para intentar eliminar el estrés y la ansiedad que nos provoca preparar oposiciones. Un consejo a la hora de estudiar es decantarnos por ir a estudiar a una biblioteca o sala de estudio. Al no estar en nuestra casa evitaremos la tentación de picotear entre horas.
Otro de los factores que afecta a los opositores es la falta de tiempo libre de cara a las relaciones personales. Tienden a concentrarse tanto en su mundo que los estudios pasan a ocupar un primer plano y las relaciones personales y sociales dejan de tener la importancia que tenían antes. Es habitual que muchos opositores al no seguir un horario de estudio, se olviden de quedar con los amigos o la familia y dejen de lado esta parcela tan importante de su vida personal.
Los expertos recomiendan que no hay que descuidar el terreno personal. Debemos hacer todo lo posible por quedar de vez en cuando con la familia y amigos. Sin dudarlo son la mejor medicina para llevar un poco mejor la preparación de tus oposiciones.
Preparar oposiciones ha dejado de ser algo que te aísla del mundo y ha pasado a ser un trabajo más para llegar a ser funcionarios. ¡No os desaniméis¡
Vía: blog de opositor.com