viernes, octubre 31, 2008

Consejos para preparar oposiciones con tests y cuestionarios

Este tipo de ejercicios requieren una estrategia especial. Las pruebas que miden capacidades suelen estar cronometradas, los dibujos y las series lógicas se suceden una tras otra y no hay tiempo de volver atrás. Aquí sólo vale el entrenamiento previo y la concentración en el momento del ejercicio.

Las pruebas de conocimientos disponen de un poco más tiempo; en cualquier caso serán útiles las siguientes orientaciones:
1. Tranquilidad. Recuerda que te has entrenado.
2. Mucha atención a las instrucciones para conocer perfectamente cómo es el sistema de respuesta: si es en la misma hoja, si es en otra hoja de corrección electrónica, el tipo de lápiz, cómo se subsanan los errores, si todas las preguntas tienen el mismo valor, qué sanción tienen los errores, tiempo disponible. (Si no lo dicen, pregúntalo).
3. Cerciórate si se responde con letras, números, cruces, círculos, etc.
4. Rellenar concienzudamente los datos de identificación (siempre hay quien los olvida).
5. Comprobar el número de hojas de que consta la prueba y que no quede ninguna en blanco por olvido o por no mirar detrás.
6. Ver el número de preguntas, pero no te pongas a calcular tiempos para cada una porque su nivel de dificultad es diferente. El tiempo está muy ajustado, así que trabaja rápido y con alta concentración para que no se bailen cantidades o respuestas.
7. Si tienes una hoja con preguntas y otra para respuestas, utiliza la primera como borrador y marca en ella.
8. Leer, concienzudamente, cada pregunta y marcar sólo las que están muy seguras, sin perder tiempo en las demás.
9. Cuidado con la lectura rápida. Algunos se precipitan a contestar antes de terminar de leer la frase y son víctimas de “San Creíque” y “San Penséque”.
10. Conviene leer todas las opciones antes de decidir. Puede haber una respuestas más completa que la anterior.
11. Ante la mínima duda, déjala. Es probable que otra pregunta te dé la pista de ésta.
12. Analiza la terminología empleada. El vocabulario es fundamental para comprender “el núcleo” y encontrar la respuesta adecuada.
13. Te puede servir de orientación que algunas de las soluciones propuestas son totalmente inviables.
14. Fíjate en la coordinación sintáctica entre el enunciado y las posibles respuestas. Si no hay coordinación es falsa.
15. Para comprobar concordancia y sentido de la frase, repite mentalmente la pregunta y la respuesta que vas a elegir.
16. Si sientes mucha tensión, realiza algún movimiento: tipo escalofrío, contracción muscular brusca y distensión, o respiración profunda para descargar la ansiedad.
17. No te ocupes de los demás.
18. En una segunda vuelta, lee más despacio el resto de preguntas reflexionando las posibles respuestas de las más próximas a tus conocimientos, sin arriesgar.
19. Ya puedes pasar las respuestas correctas a la hoja para el procesamiento de datos. Utiliza una regla o ambas manos para señalar por donde vas y no desorientarte en el traslado de datos, porque un ligero desplazamiento de cuadro hace que todo esté mal y te das cuenta al final, cuando no tienes tiempo de rectificar.
20. Si te sobra tiempo, puedes dar varias vueltas a las preguntas dudosas.
21. No te cortes en preguntar a los miembros del tribunal el significado de palabras que no conoces, el sentido de la frase, etc. Pueden “darte luz” en algunas respuestas.
22. Tener mucho cuidado con los “supuestos trampa”. Una propuesta puede parecer totalmente cierta pero una simple palabra, al principio o al final, la convierte en falsa.
23. Si la prueba es de personalidad o de aptitudes no debes engañar: hay una serie de preguntas que miden sinceridad.
24. Ya sabemos que los nervios “te comen”, pero no tengas prisa por salir. Agota todo el tiempo repasando
Vía: Ganar una oposición.infojobs.mad.es



technorati,tag :oposiciones tests

No hay comentarios: