miércoles, enero 09, 2008

Suspensa por soberbia




Teniendo en cuenta su dilatada y varias veces premiada trayectoria profesional de 26 años en la Policía Local de Cartagena, hasta que no se celebró la fase de entrevista personal, la agente María Ángeles Y. P. aún tenía «posibilidades» de aprobar las oposiciones de promoción interna y ver cumplido así su sueño de ascender a cabo. Pero esas posibilidades de aprobar se esfumaron porque el psicólogo había recomendado suspenderla por no superar los test psicotécnicos previos y ella adoptó en la entrevista una «actitud bastante agresiva contra el tribunal», «reaccionó de forma muy incómoda» para éste y hasta llegó a resultar «soberbia» en sus respuestas.Ésta fue, resumida, la explicación que ofreció ayer al titular del Juzgado de Lo Contencioso-Administrativo el presidente del citado tribunal examinador y a la vez inspector jefe de la Policía Local, Antonio García Ruiz, en el juicio celebrado tras la denuncia de la opositora contra el Ayuntamiento por un presunto delito contra sus derechos fundamentales. En concreto, se dirimía si, como considera la fiscal Ana Vidal, el consistorio discriminó en las oposiciones (de junio del 2007, para cubrir tres plazas de cabo) a la citada policía por razón de sexo.García Ruiz, quien acudió como testigo, negó que el tribunal siguiera alguna directriz o adoptara alguna resolución para perjudicar a la agente por el hecho de ser mujer. Y aseguró que lo decisivo para suspenderla fue que el tribunal vio que se confirmaba el perfil emocional «inestable» percibido en ella por el psicólogo. Eso la invalidaba para ejercer un mando.Según García Ruiz, le «sentaron mal» algunas preguntas, en especial la referida a cómo le habían salido los test: «Eso lo preguntamos a todos, pero ella admitió que le habían salido mal y dijo que las preguntas eran para expertos».El secretario del tribunal y ex jefe municipal de Recursos Humanos, Bernardo Muñoz, dijo sin embargo que lo que le molestó a la agente fue que le preguntaran si tenía carné para conducir camiones. Y el abogado de la agente, Benardino Guillén, aseguró que un miembro del tribunal quiso ofender a la aspirante al intentar calibrar si ella, como mujer, podía ser cabo. Según afirmó, ese examinador le preguntó: «¿Se ha desmadrado usted alguna vez?». García dijo no recordar si alguien preguntó eso y añadió que para la Policía Local sería positivo tener mujeres cabo para mejorar la eficacia de ciertos servicios pero desde hace 11 años ninguna mujer ha aspirado a ese rango.Posibles irregularidades«El tribunal se apartó de mi criterio. Resolvió en función de su criterio, me imagino», dejó claro el asesor-psicólogo, Juan Antonio Martín, quien aclaró que recomendó suspender a la agente por no acabar el test de personalidad. Entre otras cosas, el abogado de la agente defendió que el tribunal (en concreto citó al secretario) cometió una irregularidad porque en su composición no había igual número de mujeres que de hombres, como fija la Ley de Igualdad; y otra porque la votación se hizo sin que hubiera un número impar de personas, pues no estaba una vocal (la única mujer del tribunal)También insinuó que el secretario perjudicó a la demandante por ser la esposa del jefe de los Servicio Jurídicos del Ayuntamiento, Francisco Pagán; y que la suspendieron a ella para aprobar al recomendado de un oficial.
Vía: La Verdad
technorati,tag: oposiciones
Información amplia en oposiciones y empleo en:

No hay comentarios: