domingo, septiembre 23, 2007

Un caso de enchufismo


El magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Algeciras suspendió ayer la vista oral sobre el supuesto caso de "enchufismo" que denunció el opositor Javier Alonso contra el Ayuntamiento de San Roque.

La causa, según el juez, fue la falta de documento donde se determinara taxativamente que dos de las aprobadas en las oposiciones conocían el procedimiento abierto contra el proceso selectivo realizado ante la posibilidad de quedar perjudicadas.

En la sala situada en la Audiencia Provincial se dieron cita el recurrente, Javier Alonso, acompañado de abogado y procurador. Asimismo, el abogado del Ayuntamiento de San Roque, el abogado de una funcionaria -hija de un concejal socialista de Algeciras- que aprobó las oposiciones y otra funcionaria acompaña de letrado.

El magistrado de lo Contencioso argumentó que no encontraba folio o reseña que acreditara que las otras dos afectadas por el procedimiento abierto conocían del asunto. De darse el caso de que Alonso obtuviera sentencia a su favor, el proceso podría ser nulo de pleno derecho por falta de conocimiento de dos de las funcionarias.

No obstante, el abogado del Ayuntamiento aseguró que tenía la certeza de que fueron emplazadas en forma aunque no podía acreditarlo. Para evitar juzgar dos veces el mismo asunto, el juez decidió suspender la vista y emplazar al Consistorio a notificar a ambas funcionarias. Asimismo, el letrado informó de que la persona que debía notificarlo y publicarlo en el Boletín Oficial de la Provincia es una de las funcionarias que en el mismo proceso alcanzó una de las plazas.

De esta forma, el juez pidió que la semana que viene el certificado de ambas notificaciones debía estar en su poder. En este caso, ha sido el propio Ayuntamiento quien ha cometido un error en perjuicio de un proceso que se pospone hasta que las afectadas tengan conocimiento del mismo.


Vía: europasur

technorati,tag: oposiciones