jueves, junio 28, 2007

la justicia obliga a revisar 2800 examenes de oposiciones


CÓRDOBA. Una sentencia del Tribunal Supremo (TS) obliga a la Universidad de Córdoba (UCO) a revisar 2.800 exámenes de unas oposiciones de auxiliares administrativos realizadas por la institución académica en 1996. El Tribunal considera probado que seis de las 80 preguntas incluidas en el ejercicio estaban incorrectamente formuladas y podían «suscitar muy fundadamente una duda en el examinado».
La invalidez de estas seis cuestiones del primer ejercicio de la fase de oposición obliga a la UCO a realizar un nuevo baremo contabilizando tan sólo 74 de las 80 cuestiones planteadas en el examen. Una vez revisados los ejercicios, si alguno de los opositores que en su día suspendieron lograra aprobar, la institución tendría que continuar con el proceso de la oposición. Así, las personas que lograran pasar el resto de las pruebas pasarían a formar parte del personal de administración y servicios de la Universidad.
El fallo del Tribunal Supremo viene a anular una sentencia de 2000 del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anulaba todo el proceso de oposición, incluido el primer ejercicio, con lo que lo realizado no se consideraba válido y había que comenzar de nuevo. Ahora, el Tribunal Supremo, aunque reconoce fallos en la formulación de las preguntas, tan sólo invalida dichas cuestiones concretas dando por válidas las 74 restantes.
La sentencia del Tribunal Supremo resuelve así una cuestión que lleva dilatada en el tiempo 11 años. En 1996 la Universidad de Córdoba convocó unas pruebas selectivas para cubrir 52 plazas en la escala de auxiliar (una de promoción interna y las restantes de acceso libre). En ambos casos el procedimiento de selección constaba de un primer ejercicio consistente en contestar un cuestionario con cuatro preguntas alternativas, siendo sólo una de ellas correcta; y el segundo, en una prueba práctica de usuario en un PC.
Al culminar el proceso, un grupo de 15 opositores interpusieron dos recursos contencioso-administrativos que fueron estimados por el TSJA que falló a favor de los demandantes, que pedían la invalidez de las oposiciones. Fue entonces cuando la UCO y otro grupo de opositores recurrieron la decisión que ahora ha resuelto el Tribunal Supremo.
Como resultado del proceso de selección de 1996, un total de 24 personas lograron aprobar y desde entonces trabajan en la institución académica. Fuentes de la UCO aseguran que a pesar de que se vuelva a baremar el primer ejercicio, los puestos de trabajo no corren peligro. De hecho, algunos de ellos ya han ascendido de escala y otros, por medio de permutas, se han trasladado a otras universidades. Estas mismas fuentes señalan que la permanencia de estos trabajadores está garantizada puesto que la sentencia del TS no señala nada que indique lo contrario.

Vía: ABC

Temarios y Apuntes GRATIS EN : www.temariosyapuntesgratis.com

No hay comentarios: