domingo, marzo 26, 2006

Consejos para aprobar las oposiciones


La oposición es una fórmula de selección de personal que utiliza la Administración pública para cubrir sus vacantes. La integran un conjunto de pruebas o ejercicios en los que el aspirante ha de demostrar su idoneidad para ocupar el puesto de trabajo al que opta. La Administración utiliza tres fórmulas para la selección de su personal:
La oposición propiamente dicha, en que los candidatos con mejor puntuación en las pruebas obtienen la plaza.
El concurso-oposición, que consiste en valorar al candidato no sólo por la puntuación que consiga en las pruebas de la convocatoria sino también por sus méritos añadidos a la misma, como un nivel de estudios superior al exigido o haber trabajado antes en la Administración.
El concurso, una opción que la Administración sólo suele utilizar cuando convoca empleos para personal que ya trabaja en ella; es decir, funcionarios o personal laboral con posibilidades de promocionar.Lo primero que has de tener en cuenta al preparar una oposición es la dificultad para aprobar. Para lograr una plaza debes:
Informarte de las expectativas de convocatoria de aquellas oposiciones que te interesen. Hay algunas que quizá no se hayan convocado en los últimos años y que no esté previsto convocar en los siguientes. Prepararse para ellas significaría perder tiempo y dinero. Lo mejor es informarse a través de la propia Administración.
Estudiar los pasos de la oposición: qué pruebas incluye, cuándo y dónde se realizarán, qué trámites administrativos has de seguir para presentarte, etc. Cada año las administraciones públicas estudian sus plantillas y deciden si van a modificarlas o ampliarlas.Una vez se da a conocer la oferta, se publica la convocatoria de pruebas selectivas para cubrir las plazas ofertadas, en la que se indican las bases y el plazo de presentación de instancias (por lo general de 20 días naturales contados a partir del día siguiente a la publicación de la convocatoria en el BOE).

Los pasos siguientes son la comunicación de la lista de admitidos a examen, el anuncio de fecha del primer examen, la realización de exámenes, la lista de aprobados, la presentación de documentos, la solicitud de destino y el nombramiento y toma de posesión como funcionario de carrera.
Elegir la preparación que se adapte mejor a tus necesidades. Puedes optar entre asistir a clases presenciales en un centro especializado, prepararte a través de la formación a distancia (on line o tradicional) que ofrecen algunos de ellos o buscar a un preparador particular.
Planificar el tiempo de estudio: conseguir una plaza es difícil, ya que se presentan muchos aspirantes. Hay que realizar un examen extraordinariamente bueno y eso precisa de una intensa dedicación previa.

Para incorporarse a la Administración pública hay que presentarse a oposiciones del grupo correspondiente a la titulación exigida, es decir, que según nuestro nivel de estudios podremos optar a unos grupos o a otros. Hay cinco: A, B, C, D y E.Para presentarse al A hay que ser doctor, licenciado, ingeniero, arquitecto o equivalente; para el B, ingeniero técnico, diplomado universitario, arquitecto técnico, antigua FP III o equivalente; en el C se necesita bachillerato, antigua FP II, ciclo formativo superior o equivalente (ejercen de administrativos); en el D basta con el graduado escolar, antigua FP I, ciclo formativo medio o equivalente (ejercen de auxiliares), y en el E sólo es necesario el certificado de escolaridad (ejercen de subalternos).

En cuanto a la retribución, el salario medio anual es de 12.000 euros para los funcionarios del Grupo E, 15.000 para el D, 18.000 para el C, 21.000 para el B y 25.000 para el A.

No hay comentarios: