lunes, febrero 13, 2006

Pruebas psicotécnicas


«Todos quieren venir a Valencia porque las oposiciones están más controladas»

Es la carrera con más aspirantes en sus pruebas de acceso. Las plazas son pocas y muchos los que codician entrar a formar parte de la plantilla de la Policía Local de Valencia.

Más de 1.800 personas se presentaron a las pruebas psicotécnicas realizadas ayer para optar a una de las 165 plazas fijas ofertadas por el ayuntamiento. Procedentes de Benigànim, Santa Pola; Llutxent o de numerosos municipios del área metropolitana, a primera hora de la mañana los candidatos a agentes se agolpaban a las puertas de la Escuela Técnica de Gestión en Edificación de la Universidad Politécnica. Poco después de las nueve de la mañana comenzaron a llegar las cajas repletas de las pruebas que debían realizar los aspirantes. Repartidos en 16 aulas, los 1.800 candidatos a patrullar Valencia respondieron durante cerca de tres horas a cuestionarios de lógica, de cultura general, de conocimientos médicos y de la propia ciudad. A estas pruebas se suman las pruebas físicas... «Queremos una plaza fija» «Somos interinos que queremos una plaza fija», comentaba un grupo de agentes veteranos en estas pruebas. Interinos que buscan unas oposiciones «más controladas», policías con plazas fijas en otros municipios que pretenden lograr mejores condiciones laborales, o quienes optan por primera vez a convertirse en aprendiz de policía se reunieron en una cita en la que «muchos nos conocemos ya de vista», comentaba un grupo de agentes que optaban a plaza en Valencia. Dos miembros de la plantilla de Santa Pola aseguraban que «venir a Valencia es una opción buena, hay más medios y además como son más plazas que en un pueblo hay más posibilidades». Javier y Lucre llevan cerca de dos años preparando su oposición, y ayer comentaban que es necesario «estar muy concienciado y tener mucha constancia porque esto no te lo regalan. Estamos trabajando y al acabar te pones a estudiar». Un sacrificio que compensa, afirma la agente, «si te gusta. Pero el que no está por vocación al final abandona». Y pese a que la mayoría de las personas que aspiraban a superar las pruebas mostraban tranquilidad, este grupo de policías aseguró, entre risas, que «si pasamos la prueba sí que tendremos nervios porque cuanta menos gente somos hay más posibilidades y más presión». «Nos conocemos ya muchos de vista porque es muy difícil entrar, Hay mucha gente pero hoy es el día claro para eliminar porque con esta prueba ya determinan el tipo de policía que quieren» aseguró José Luis. Cree que es muy difícil entrar quien añadió que «Valencia es una ciudad grande y todos quieren venir porque se supone que son más limpias que está todo más controlado que en municipios pequeños».Dos agentes de Benigànim y Llutxent esperaban con resignación a que les nombraran para entrar a las aulas al inicio de las pruebas a las que se presentaron porque «opositar en Valencia abre camino en otros sitios».

Vía: El mercantil Valenciano; blogalaxia,tags:

No hay comentarios: