jueves, agosto 25, 2011

Tres años sin resolver unas oposiciones



En 2008, la Xunta convocaba oposiciones para cubrir 41 plazas en la categoría de funcionario A-1. 
Tres años después, los 60 opositores que aspiraban a formar parte del cuerpo superior de la Administración autonómica aún no han tenido respuesta.



El portavoz del área institucional deL PSdeG, José Manuel Lage Tuñas, denunció ayer públicamente estas "graves irregularidades" y se hizo eco de las quejas de los afectados. Además de incidir en que el Ejecutivo "vulnera la ley" al incumplir los plazos máximos para la resolución de una oposición -fijados en tres años-, el diputado socialista criticó también que se convocaran las pruebas en un intervalo superior a los nueve meses, límite marcado por la legislación. Por ello, Lage Tuñas pedirá la comparecencia urgente del Gobierno para que explique las causas de la parálisis en la resolución de las oposiciones. Lage Tuñas reclamó al presidente Feijóo que "ponga freno al continuo caos" que, a su juicio, existe siempre en estas pruebas de selección. El portavoz socialista denunció también la "existencia de anomalías, escándalos y filtraciones" desde que el PP llegó a la Xunta, y considera "imprescindible" un cambio en los procesos selectivos para agilizar su tramitación.
Mediante un comunicado, los opositores que esperan la resolución de las pruebas también manifestaron su indignación. Algunos están a punto de agotar la prestación por desempleo y otros "subsisten" pidiendo dinero a sus familias. Ante la incertidumbre sobre su futuro, por Internet han abierto un foro de opinión donde está fraguando la idea de una quedada para exigir que el Ejecutivo publique cuanto antes la resolución de las pruebas./Vía:El País.

martes, agosto 09, 2011

Oposiciones a vendimiador



Caras y gestos de nerviosismo se observaban ayer alrededor de las 19.30 en las inmediaciones del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Logroño. Los aspirantes a 'Vendimiadores 2011' se enfrentaron ayer a la primera prueba sobre conocimientos generales relacionados con la ciudad de Logroño.
Antes de comenzar, la mayoría confesaba estar muy nervioso ante el examen. «Nunca me había tenido que enfrentar a una prueba de selección y la verdad es que estoy bastante nervioso», aseguraba uno de ellos. Casi todos coincidían en que no habían 'estudiado' para el examen. «La verdad es que no he estudiado. He mirado algunas cosas en Internet, pero nada más», comentaba Inma, de 29 años. Todos afirmaban que «su amor por Logroño» era el motivo que les había empujado a presentarse. «Yo estoy muy identificado con la fiesta porque suelo vendimiar con mi padre y es algo que me encanta. Me siento muy logroñés», decía con ilusión Mikel, de 27 años. De la misma forma, Rebeca Esteban explicaba que «era algo que quería hacer desde pequeña» y tenía «mucha ilusión depositada». Uno de los aspirantes a vendimiador no se presentó a la prueba escrita.
Ya en el Salón de Plenos, el concejal Pedro Muro animaba a los aspirantes deseándoles «mucha suerte», pidiéndoles que «no se lo tomaran como un examen» y se relajaran. A la salida de la prueba, mucho más relajados, había diversidad de opiniones sobre la dificultad de la prueba. La mayoría de ellos salía diciendo que las preguntas habían sido sencillas; aunque también había quien confesaba que con algunas preguntas «le habían pillado». Casi todos los candidatos sostenían que estaban mucho más tranquilos por la entrevista personal a la que se enfrentarán hoy. La pregunta más difícil y, por tanto, menos contestada fue: «¿Dónde está la esquina de Cuatro Cantones?». La mayoría no había oído hablar de ella.
Por unanimidad, los aspirantes a vendimiadores coincidían en que la pareja elegida debe ser alguien «completo, con simpatía y desparpajo». Hoy se elegirá la pareja ganadora que representará a Logroño durante las fiestas mateas. Vía: La Rioja