lunes, junio 20, 2011

Más de 36000 maestros buscan plaza en Andalucía

Un total de 36.154 aspirantes a profesor de toda España lucharán este fin de semana por 3.796 plazas de maestro en Andalucía. El examen llega tras dos meses de incertidumbre por el conflicto abierto entre el Gobierno y varias comunidades autónomas. El Ministerio de Economía impuso no sobrepasar el 10% de reposición de plazas y la Junta de Andalucía, para sortear ese límite, adoptó la siguiente fórmula: incluyó en la convocatoria una modificación técnico-jurídica para que quedase garantizado que 2.200 plazas eran para consolidación de empleo, cuyo coste ya está incluido en los presupuestos autonómicos, mientras que el resto, 1.596 plazas, sería el de reposición, por lo que no se sobrepasaría el 10% marcado.
Este viernes los aspirantes se presentaron ante el tribunal asignado para ser informados sobre el desarrollo del concurso y para entregar las programaciones didácticas y los méritos que se valoran en la fase de concurso. Sin embargo, la fecha clave será mañana cuando los opositores tendrán que enfrentarse a la parte escrita de la prueba. A continuación aún sin fecha se celebrará la segunda parte de la prueba: una presentación oral de una programación didáctica y el desarrollo de una unidad didáctica.
Este será el último año en que el profesorado interino podrá sustituir esta última prueba por un informe de la Administración educativa que acredite los conocimientos requeridos, gracias alsistema transitorio de acceso a la función pública docente, que finaliza este 2011 después de estar vigente durante cinco años.
Para muchos de los congregados este viernes en el IES Politécnico éste era un precio razonable en comparación con la suma de dinero que han tenido que desembolsar en academias de estudio a la hora de preparar el concurso. María Ángeles Bonillas, vecina de 21 años de la localidad sevillana de El Viso del Alcor, admitió que, al ser la primera vez que se presenta a unas oposiciones, le ha "compensado invertir" 1.300 euros en una academia. Por el contrario, María del Carmen Escobar, malagueña de 33 años, reconoce, en su quinta presentación a unas oposiciones, haberse preparado "por cuenta propia" el concurso ya que ha visto "que las academias no compensan, si no, no estaría hoy aquí, y de paso me ahorro un dinero". Dice que comenzó a estudiar en enero.
Los aspirantes que superen el concurso se incorporarán profesionalmente al sistema educativo en el curso 2011-2012 como funcionarios en prácticas, desde el 1 de septiembre. Vía: Diario Público

jueves, junio 09, 2011

Nuevo modelo de oposiciones

El Ministerio de Educación quiere cerrar antes del fin de esta legislatura el nuevo modelo de oposiciones. En el peor de los casos, se prorrogaría el sistema actual sin transitoriedad, es decir, sin el actual baremo que prima la experiencia docente previa, pues recordemos que la transitoria pretendía reducir dichas listas facilitando el paso de funcionario interino a funcionario de carrera.
El modelo propuesto (borrador abierto a modificaciones) por el ministerio es una mezcla entre el MIR de Sanidad y el Real Decreto actual para el acceso a la función pública docente. En primer lugar los temarios serán aprobados por el ministerio previa consulta a las comunidades autónomas. Cada una de las pruebas tendrá carácter eliminatorio, y serán dos o tres en caso de la obligación de tener que demostrar habilidades instrumentales o técnicas.
La primera prueba consistiría en dos partes eliminatorias cada una, una parte A donde habría que contestar de 10 a 15 preguntas de todo el temario (de 0 a 5 puntos) y una parte B de carácter práctico, bien para demostrar la formación científica, bien para habilidades técnicas propias de la especialidad (de 0 a 5 puntos).
La segunda prueba consistirá en supuesto práctico a elegir entre tres propuestos relacionados con la función docente y la especialidad elegida, valorando especialmente la adquisición de las TIC. También será eliminatorio (de 0 a 10).
Los seleccionados pasarían a la fase de concurso, valorándose equitativamente, mitad y mitad, experiencia y formación. Una vez ordenados en la lista se pasaría a la fase de prácticas en centros docentes que también variará, un 50% puramente de docencia y el otro 50% para desarrollar el Plan específico del Centro desarrollado para tal fin.
Al final del periodo de prácticas el aspirante pasará por una evaluación de su trabajo en el centro a través de una comisión creada a tal efecto (con un miembro del Consejo Escolar-? ) con la calificación de apto y no apto.
Si estás entre los aptos, el proceso no acaba, todos pasarán a realizar una última prueba final de dos partes, una parte A que consistirá en la presentación y defensa de una memoria didáctica y la parte B consistente en preparar y exponer actuaciones para un supuesto práctico. Dicha prueba final también tendrá carácter eliminatorio. De la fase de prácticas se puede librar uno si ha trabajado en el mismo cuerpo y nivel durante solo un curso completo pero no de la prueba final.
Queda por negociar, proponer y/o quitar pero lo que sí parece inequívoco es el deseo de aprobar cuanto antes el Real Decreto. Esperemos que las prisas no jueguen en contra.
En fin, no querías caldo- dos tazas.
Vía: El Periódico de Extremadura

miércoles, junio 01, 2011

Cómo estudiar en verano unas oposiciones


  Estudiar se hace muy cuesta arriba en verano. ¿Cómo estudiar en verano?Es la pregunta que muchos se hacen y a la que desde la web iberestudios.com te ayudan a responder:
Recopila todos los apuntes
Asegúrate de que tienes toda la materia de la asignatura, porque si necesitas acudir a algún compañero, es probable que se haya ido de la ciudad. Reunir todo el material encima de la mesa te evitará perder tiempo y que te falten apuntes.
¿Cuántas asignaturas tienes que estudiar?
Muchos los van dejando lo van dejando y al final del verano se encuentran con que no tienen tiempo suficiente para estudiárselo todo. Por eso es importante que dividas el tiempo del que disponespor el número de asignaturas que debes preparar. Fíjate también en la dificultad de las mismas y en lo bien o mal que se te dan.
No te niegues la diversión
Es necesario un equilibrio. No todo es estudiar ni todo es divertirse. Si te pegas grandes palizas, te costará cada vez más concentrarte. Todo el mundo necesita oxigenar el cerebro y apartarse por un momento de los libros. Lo ideal, si necesitas estudiar duro, es hacer como mínimo, tres horas de descanso cada día y pequeñas pausas de 15 minutos entre las horas de estudio.
“Estudia” tu ambiente de estudio
No te rodees de personas que estén de vacaciones. Ver que los demás se divierten mientras tú tienes que estudiar, es muy duro. Si no tienes más remedio que estudiar en tu casa, intenta fijarte unos horarios y dejar claro a tus amigos y familiares, las horas en las que quedarás con ellos.
Además debes estudiar en una habitación fresca, vacía de “tentaciones” de diversión como los videojuegos, el ordenador, la televisión; y mejor aún si es una habitación interior que no dé a la calle.
Organiza tus comidas
No cometas el error de comer estudiando. Aprovecha para comer con tu familia o amigos, charlar, reírte y desconectar de los libros. Concéntrate en disfrutar de la comida y de un tiempo de descanso.