jueves, julio 29, 2010

Secretismo para preparar las oposiciones


Libros, apuntes salpicados de colores fosforitos y palabras subrayadas, carpetas clasificadas por orden temático, alfabético y numérico, un flexo, una botella de agua o en su variante una bebida energética, y un reloj que marque los terribles comienzos pero también los ansiados descansos, es todo lo que un opositor necesita para sobrevivir al intensivo estudio al que se enfrenta -eso, y paciencia-. Más de ocho horas diarias durante uno o dos años, es el tiempo que dedican a prepararse el temario (del que puede entrar cualquier cosa) los que sueñan con ser funcionarios.Vacaciones pagadas durante un mes, jornadas de trabajo más que asequibles, un sueldo que se ha estado incrementando cada trienio y sobre todo, un puesto laboral indefinido, son razones de peso que justifican que más de 3.000 personas se presentaran a la última convocatoria para Auxiliar Administrativo de la Universidad de Granada. Sólo 60 tuvieron entonces la dicha de ser admitidas, elevándose la nota de corte a más de un 8. Sin embargo, aunque ya eran escasas, este año el número de plazas se ha reducido a la mitad.


La alta competitividad que se genera entre quienes se presentan, hace que no quieran desvelar ni los más mínimos detalles sobre cómo realizan su estudio. No dar pistas a los que luchan por lo mismo que ellos, y ser sanamente egoísta, es una regla que no deben olvidar los futuros examinados, ya que la victoria del otro supone, casi automaticamente su derrota. "Nadie quiere contar cómo estudia, ni quién es su preparador. Tampoco pedimos ni dejamos apuntes. En unas oposiciones no se ayuda al otro, son tus rivales", explica una opositora, diplomada en Magisterio que concursa para docente de Infantil y prefiere no tener que esperar a las dilatadas listas de los colegios privados. "Quienes hemos estudiado esta carrera tenemos pocas posibilidades de colocarnos. Por eso, invertimos tiempo y dinero en estudiarnos bien las oposiciones, aunque nos salgan caras", resopla con gesto angustiado.Pero para algunos, este proceso angustioso, que los ha tenido aparte de la sociedad y que ha acabado por desgastarlos anímica y físicamente, según confiesan, tendrá un final próspero y fructífero.

Vía: Granada Hoy


9 meses de prisión por estafar a 100 opositores




En el verano de 2000 casi un centenar de vecinos de San Fernando de Henares confiaron en la valía de la academia Quorum para preparar a infalibles opositores. Les aseguraban que a cambio de 1.200 euros, y si seguían su exclusivo método, lograrían la plaza en un año. Solo consiguieron fotocopias y encontrarse el centro cerrado antes de cumplirse el año. Ahora, siete años después, la Audiencia Provincial ha condenado por estafa a Mercedes G. R., una de los dos propietarios de la academia, a nueve meses de cárcel y a indemnizarles en la misma cantidad que invirtieron, unos 78.000 euros.




La condenada constituyó en junio de 2000 la sociedad Centro de Oposiciones Quorum, SL junto a Francisco Javier R. B., quien se encuentra en busca y captura. La academia anunciaba servicios de formación personalizada, tutorías presenciales e información actualizada de las convocatorias para las plazas de trabajador social, agente de justicia, policía local, auxiliar de correos, etcétera.
El tribunal afirma que ambos "pusieron en funcionamiento el negocio como simple señuelo, haciendo creer a los alumnos que iban a prepararles una oposición, cuando no disponían de ninguno de los medios precisos". Los alumnos recibían material fotocopiado que no correspondía con sus exámenes, tests copiados de otros centros, y ningún tipo de comunicación sobre convocatorias. El único profesor que tuvo la academia solo impartía clases de derecho y duró cinco meses, tras los que se marchó al no cobrar sueldo alguno.

Vía: El País

jueves, julio 22, 2010

La crisis aprieta y la salida son las oposiciones


Un síntoma de la crisis económica viene reflejado en el elevado número de personas que se presentan a las oposiciones. Así, casi 18.000 aspirantes se han presentado a unas oposiciones para un total de 750 puestos de auxiliar administrativo de la Generalitat de Catalunya.

En concreto, se trata de cubrir un total de 681 plazas más 68 adicionales, y el número de aspirantes que han presentado su solicitud hasta este lunes, 19 de julio, es exactamente de 17630. De esta lista, un total de 16.331 solicitudes han sido aceptadas, mientras que se han rechazado otras 1.299.

De todas formas, estas últimas cifras todavía podrían sufrir alguna variación, porque aún está abierto el plazo para la presentación de alegaciones contra las admisiones y rechazos, plazo que finaliza el próximo día 30. Está previsto que las listas definitivas se publiquen en el mes de septiembre.
Vía: e-noticies
Visita recursos para opositores en : www.estudiaroposiciones.com

sábado, julio 17, 2010

El Supremo anula unas oposiciones

Santiago de Compostela. Hace casi un año que el Tribunal Supremo tumbó las oposiciones que el Gobierno de Fraga convocó en 2001 para cubrir 16 plazas de inspector turístico en la Consellería de Cultura y a las que se habían presentado más de 600 personas. Pese a que conoce la sentencia desde julio de 2009, la Consellería de Facenda decidió ocultar su contenido y posponer su ejecución que pasa por revocar el resultado de la prueba y convocar de nuevo el cuarto examen de aquella oposición. Fue una rueda de prensa del viceportavoz parlamentario del PSdeG, José Manuel Lage Tuñas, la que sirvió para desvelar el fallo del Supremo, un año más tarde.

En su contundente sentencia, la última instancia de la Justicia española establece ni más ni menos que el tribunal que tenía que velar por la pulcritud de las pruebas de acceso a la función pública "se inventó un sistema de calificación que no era el pensado por las bases de la convocatoria".

El fallo concluye además que en el proceso selectivo jugó un papel determinante Jaime Fernández-Obanza, asesor del tribunal que regía la oposición y que antes había sido profesor de varios de los aspirantes que sacaron la plaza de inspector turístico en el centro La Academia. El Supremo establece que esa circunstancia debió obligarle a abstenerse de participar en las pruebas. En lugar de hacerlo, "la intervención del citado asesor en el ejercicio cuarto fue decisiva", dado que fue quien "realizó materialmente el contenido del ejercicio cuarto y asesoró al tribunal en su calificación así como en la determinación de la nota de corte".

Es precisamente ese cuarto examen que ahora se deberá repetir el que se para a analizar la sentencia del Supremo. Pese a que las bases de la oposición reflejaban que el ejercicio debía consistir "en la resolución por escrito de un supuesto práctico relacionado con las materias" del programa, los aspirantes se encontraron el día de la prueba con un examen tipo test.

Vía: El País

martes, julio 06, 2010

Error en en el sorteo de temas de oposiciones


Un error acaecido en una de las pruebas de oposiciones a profesor de Secundaria o FP y los problemas sufridos por algunos aspirantes a los que se les ha impedido realizar una parte del examen por decisión del tribunal han indignado a gran parte de los estudiantes.
El principal motivo de queja se localizó en Teruel, donde se realizaron las pruebas para las oposiciones en la especialidad de Instalaciones Electrotécnicas. 70 aspirantes, divididos en 4 aulas, esperaban a conocer los títulos de los cinco temas entre los que debían elegir uno a desarrollar en la parte teórica. Tras la extracción de las bolas, un miembro del tribunal comunicó el resultado a cada aula. Una de ellas, integrada por 16 aspirantes, sufrió un error que, en principio, pasó inadvertido. El miembro del tribunal se equivocó y leyó un tema que no se correspondía con el número asignado y que pertenecía a otra especialidad. Solo al finalizar el examen, alguien se percató del fallo.
Aun así, el tema erróneo fue elegido por seis de los dieciséis implicados, lo que obligó a la Administración a volver a convocar ayer a todos para extraer un nuevo tema y volver a realizar la prueba, en el caso de los que eligieron el contenido perteneciente a otra especialidad, y dar a elegir entre eso o hacer valer la prueba ya realizada a los que escogieron otro asunto.
Vía: El Periódico de Aragón.