domingo, noviembre 22, 2009

Estudian un sistema para evitar las trampas en las oposiciones



Las oposiciones en Galicia están bajo sospecha. Pese a las potentes medidas de seguridad que se despliegan para custodiar los exámenes, hay puntos débiles que pueden hacer inútiles dispositivos como el búnker donde se esconden los ejercicios. Uno de ellos llega a la hora de fotocopiar las pruebas. Ese proceso fue presuntamente aprovechado el pasado mes de septiembre por al menos cinco personas, que consiguieron hacerse con las preguntas de los exámenes para acceder a los subgrupos C1 y C2 del cuerpo administrativo autonómico. La Xunta ha reaccionado: ha propuesto la expulsión de los implicados, ha remitido un informe al Ministerio Fiscal y se ha comprometido a que el proceso de copiado de las pruebas se realizará en adelante dentro de las dependencias autonómicas. Pero las medidas irán más allá. La Dirección Xeral de Función Pública, dependiente de Facenda, estudia nuevos mecanismos que eviten filtraciones.




La solución puede pasar por un sistema informático que seleccione automáticamente las preguntas de los exámenes, de forma que nadie las sepa con anterioridad. Hasta ahora, tanto el presidente como el secretario del tribunal, que suele estar formado por cinco personas, conocían el cuestionario con más de dos semanas de antelación. Fuentes de Facenda confirman que, aunque todavía están estudiando la alternativa, ven "con buenos ojos" implantar un sistema informático, tal y como propuso UGT.

El sindicato argumenta que, aunque las pruebas se fotocopien en un lugar seguro, si alguien conoce su contenido podría revelarlo. Por eso propone que no haya nadie que sepa las preguntas de antemano y que un ordenador sea el que determine el contenido final el mismo día del examen. "En ese mismo momento, con los medios técnicos que hay hoy día, se podrían fotocopiar y así la seguridad sería total", explica Francisco Núñez, responsable de Función Pública de UGT.
En opinión del sindicato, los aspirantes a plazas de funcionario en la Administración gallega no tienen garantías suficientes con el sistema actual. También lo cree CC OO, cuyo responsable de Administración autonómica, Emilio Doforno, asegura que "los procesos no son transparentes ni creíbles". Piensa que el sistema informático puede resultar positivo, pero también es susceptible de trampas: "Si quien lo custodia se lo pasa a sus amigos, estamos en las mismas. Lo que hay que evitar es que recaiga toda la responsabilidad sobre el presidente y devolver a los sindicatos el derecho a estar presentes en los tribunales". La posición de UGT es que la presencia sindical carece de importancia si las pruebas se confeccionan e imprimen el mismo día del ejercicio: "No tenemos una obsesión por estar ahí, sino porque el proceso sea transparente".

Vía: El País
Noticias rss sobre el mundo de las oposiciones en:
technorati,tag: oposiciones

No hay comentarios: