lunes, agosto 03, 2009

La nota más cara


Una joven de Sádaba (Zaragoza) se queda sin plaza en las oposiciones de maestro infantil a pesar de tener un 10 en las pruebas escritas.



Más de 1.300 personas de 170 plazas. Aunque pueda parecer el eslogan de un concurso televisivo, no lo es: estas cifras representan a las personas que en junio se presentaron a las oposiciones de maestro Infantil. Competencia máxima, nota de corte cara: esta oposición ha sido necesario tener más de un 7,82 para poder acceder a una plaza en un colegio.
El caso de Marta Ciprés es el mismo que el de varias personas que se han quedado a las puertas de convertirse en maestros. Pero con una diferencia: esta joven de 22 años, que vive en Sádaba, ha sido la única en esta especialidad que ha obtenido la máxima calificación en las tres pruebas a las que se somete a los opositores, que son la prueba escrita y las defensas de una programación y de una unidad didáctica. 10 al cuadrado. Pero esta nota tan redonda le ha ayudado en más bien poco.
Preparación
"He pasado un año entero estudiando, con una preparadora, pagando por cursos para que me pudiesen convalidar más puntos. Y me he quedado a doce décimas de la nota de corte", explica, atónita, Marta Ciprés, que ahora tiene un 7,7 una vez hecha la media entre el examen escrito (que cuenta un 60%) y los méritos prácticos, entre los que se incluye la experiencia laboral y los cursos realizados (y que tiene un valor del 40%).
A priori, podría parecer que la joven estaría en los primeros puestos en la lista de interinos, por lo que podría trabajar durante el próximo curso. Pero la concepción del sistema prima a aquellas personas que tienen experiencia laboral. Dentro de la lista de candidatos que no han obtenido un puesto fijo, hay tres bloques distintos. El primero está compuesto por todas aquellas personas que han trabajado con anterioridad, independientemente de que estén aprobadas o no en la última oposición. Tras ellos, quienes han participado en más de un examen. Y, por último, los novatos, que no tienen experiencia y para quienes la de junio ha sido su primera prueba de fuego en el sistema público de empleo. Un sistema que para Marta Ciprés es "perfectamente legal, pero no moral, ni justo".
"Yo no digo nada sobre quienes han obtenido plazas, solo me posiciono contra el sistema", asegura, rotunda, mientras se pregunta sobre su futuro laboral: "¿Cómo voy a poder formar parte del primer bloque de interinos si no puedo trabajar porque estoy en el último?", afirma la joven. La pescadilla que se muerde la cola.


Vía: El Periódico de Aragón

technorati,tags: oposiciones maestros profesores

No hay comentarios: